Donde antes no había nada, ahora está COMUNIDAD FAN: escúchanos en 📻 105.1 / 📲 App / #ComunidadFan ▶

Así lucen los niños que se convirtieron en famosos memes

Saltaron a la fama luego de que sus familias difundieran imágenes de ellos y ahora son populares memes.

Con sólo un click, sus rostros se viralizaron por toda la red, convirtiéndose quizás en los “memes” más usados por todo el mundo, sin siquiera saber de quienes se trataba.

 

Hablemos de “La Niña confundida”: En 2013, la mamá de esta niña compartió un video donde les contaba a sus dos hijas Chloe y Lily, que en vez de ir a la escuela irían de viaje a Disneylandia. Evidentemente Lily, la hermana mayor, no pudo contener la emoción, pero la más pequeña solo hizo una expresión de confusión que enseguida se viralizó por las redes.

 

También está “La Niña del Incendio”: Todo comenzó en 2004, cuando el fotógrafo Dave Roth compartió una foto de su hija de cuatro años, frente a una casa incendiándose. Y como su expresión era bastante siniestra, varios usuarios comenzaron a viralizar la imagen. Este año, Zoe Roth cumplió 19 y viaja por el mundo mostrando sus aventuras en su cuenta de Instagram que cuenta con más de 13 mil seguidores,  y cada vez que puede, recuerda su famoso meme.

 

 

Otra niña que cautivó las redes fue la que expresa con su rostro una frase como: “Es real?”: A diferencia de la gran mayoría, Mia Talérico ya era conocida cuando se volvió viral, ya que actuaba en «¡Buena suerte, Charlie!» y fue durante esa serie de Disney cuando protagonizó el gesto que la llevó a ser la sensación del mundo virtual.

Sin embargo y pese a no seguir en el mundo de la actuación, ahora a pocos meses de cumplir 11 años, Mia tiene más de un millón de seguidores en Instagram y encontró una nueva pasión: la danza.

 

 

Si necesitamos un poco de fuerza en las redes, usaremos el meme de Sammy Griner, quién se volvió famoso a sus 11 meses luego de que fuera reconocido como “el niño exitoso” después de que su padre compartiera una imagen suya en la playa empuñando arena en su mano y aunque él escribiera “odio los castillos de arena”, su expresión fue interpretada como la de un bebé celebrando un logro.

Además, su foto se hizo tan conocida que una compañía de fuegos artificiales la usó sin permiso, lo que terminó con una demanda a favor de la familia.

 

 

“El Niño de las múltiples expresiones”, así lo denominaron las redes. Para Gavin Thomas, la fama comenzó cuando su tío Nick Mastodon, comenzó a compartir videos suyos en la extinta red social “Vine”. Para ese entonces, el menor tenía menos de seis años, pero ya era reconocido en la calle y un montón de personas querían fotografiarse con él. Actualmente sus padres comparten imágenes del pequeño en Instagram, donde suma casi un millón de seguidores.

Comentarios